domingo, mayo 04, 2008

Declaración 1

Me tuve que comprar un disquete, tuve que recorrer todos los caminos en bici esta semana, "Los videojuegos no tienen ninguna influencia sobre los niños. Quiero decir, si el Pac-Man hubiese influenciado a nuestra generación, estaríamos todos corriendo en salas oscuras, masticando píldoras mágicas y escuchando músicas electrónicas repetitivas" según la web esto lo dijo Kristian Wilson en 1989, un empleado de Nintendo, según también la web esto lo dijo un comediante inglés en la tele, es lo que tiene internet, muchos mitos, muchas palabras. Pero bueno yo leí esto y me pareció algo para tener en cuenta.
Llueve, hace calor, en esta ciudad nadie se pone de acuerdo: Salí del baño del bar, ella estaba sentada y hacía pedazos, o mas bien despedazaba, un posavasos, lo hacía trizas, no con furia ni con ansiedad, simplemente destruía el posavasos por el arte, que ya quisieran muchos tener, de destruir las cosas porque sí. Miraba la mesa mientras seguía despedazando con mucho arte, yo me quedé mirándola un rato ya que ella no se había dado cuenta de que yo ya había salido del baño. La observaba y se me vinieron mil historias a la cabeza, no supe qué pensar en ese instante, di gracias a la vida por hacerme vivir estos momentos, di gracias por tener el placer de conocer a mujeres así y por último di gracias porque soy una persona educada. Seguía observándola y me detuve un momento en su pelo, al cual le había escrito un hermoso poema que se perdió, se perdió junto con otros dos poemas (a sus manos y a su mirada) y me molesta porque no sé si llegue a recuperarlos. Recorría con mi vista el pelo y luego no tuve más remedio que volver a sentarme ya que ella estaba a punto de alzar la mirada y verme de pie al lado de la puerta del baño. No quería que se diera cuenta de que la observaba aunque creo que ya lo había hecho.
Me senté.
Teníamos que hablar sobre lo que sucedió el sábado y yo no sabía cómo empezar a explicarle lo que resultaba para mí tan claro y para ella tan raro y confuso, ya que no se lo esperaba (esto me lo dijo después pero yo ya lo había notado); así que empezamos a hablar de otras cosas porque nadie quiso tocar el tema, no recuerdo ahora bien qué hablamos, supongo que fue del trabajo, porque si fue de eso yo me puse a pensar que ya no la vería como antes ya que los turnos nos iban a separar. Creo también que en ese momento me pareció muy bueno eso, así ya no nos veríamos y ella estaría más tranquila, digo yo porque eso uno nunca lo puede asegurar de una mujer. Tuve que tocar el tema de una vez porque me estaba aburriendo de la conversación que no llevaba a ninguna parte, ella me escuchó atentamente y no sé si llegó a entender todo lo que le dije, solo atinó a decirme que no sabía cómo comportarse ya que no esperaba eso, realmente no se lo esperaba, llegó a decir también que no le importaba lo que pensaran los demás sobre cualquier asunto que nos incumbiera solo a los dos y terminó por decir que no le molestaba que le escribiese poemas y más. Yo, di gracias nuevamente por eso, aunque en realidad no sé a quién agradezco tanto.
Luego le traduje la última parte del poema que me había atrevido a escribirle en italiano, no podía dejar de mirarle a los ojos, de vez en cuando desviaba mi mirada, tenía miedo de que ella pensara algo malo, es que cuando hablamos nos quedamos mirando largos ratos y en el juego de las miradas yo pierdo, ustedes que me conocen ya lo saben, así que trataba de mirar cualquier lugar menos sus ojos, ella de verdad ese día, y pienso que en algunos otros tantos también, estaba guapísima, por eso lo de desviar la mirada fue realmente muy difícil:
Hazlo
Dócilmente como el agua
Que lo crea todo
Y uno no lo alcanza a comprender
Sigue volando mientras tu mirada guía
Esa fuerza tan tuya de querer desenredar la parcela
De un lóbrego parque
Bebe,
Y no dejes de mirar adentro, sonríe
Y trata de explicar lo inexplicable que yo te
Entiendo
Dirige la noche como a una orquestra
Que acaricia el mundo en una atmósfera infinita,
Como tus gestos,
Como el agua,
Como aquella mirada que persevera
En todo lo que rodea
La brevedad de la existencia...

2 comentarios:

keñom dijo...

MATADOR!!

Carlos R. O. dijo...

Ancora non lo sai...!

Besos Keñom 310!